Living in Oneness

Spanish Home Muerte y Eternidad Historias de Alexis Experiencias Espacio Sagrado Bendicion de Unidad Los Periodicos, Articulos El Mula Mantra La Naturaleza Sufrimiento Diksha y Ormones La Vida es Relaciones Relaciones Acontecimientos Donaciones Servicio al Cliente Puertas de la Conciencia El Viaje Final En Taxi Vinculos 'El Secreto' Pasajes

Viernes, 28 de Diciembre, 2007
Periódico QueQui QuintanaRoo

Mente Positiva


LA ILUMINACIÓN: ELEVARSE POR ENCIMA DEL PENSAMIENTO

¿Para sobrevivir en este mundo no es esencial el pensamiento?

Su mente es un instrumento, una herramienta. Está ahí para utilizarla en una tarea específica y cuando se termina la tarea, hay que dejarla de lado. Como se usa ahora, yo diría que el ochenta o noventa por ciento del pensamiento de la mayoría de las personas es, no sólo repetitivo e inútil, sino que por su naturaleza disfuncional y a menudo negativa, gran parte de él es también perjudicial. Observe su mente y descubrirá que esto es verdad. Ella causa una pérdida grave de energía vital.
Este tipo de pensamiento compulsivo es en realidad una adicción. ¿Qué es lo que caracteriza a una adicción? Simplemente esto: usted ya no siente que puede elegir detenerse. Parece más fuerte que usted. También le da una sensación falsa de placer, placer que invariablemente se convierte en dolor.

¿Por qué habríamos de ser adictos al pensamiento?
Porque usted está identificado con él, lo que significa que usted deriva su sentido de sí mismo del contenido y la actividad de su mente. Porque cree que dejaría de ser si dejara de pensar. Según crece, usted forma una imagen mental de quién es usted, basada en su condicionamiento personal y cultural. Podemos llamar a este ser fantasmal el ego. Consiste en actividad mental y sólo se puede mantener activo por medio del pensamiento constante. El término ego significa diferentes cosas para las diferentes personas, pero cuando lo uso aquí significa un falso ser, creado por la identificación con la mente.
Para el ego, el momento presente casi no existe. Lo único que se considera importante es el pasado y el futuro. Esta inversión total de la verdad es la causante de que en su "modalidad ego", la mente sea tan disfuncional. Está siempre preocupada de mantener el pasado vivo porque sin él ¿quién es usted? Se proyecta constantemente hacia el futuro para asegurar su supervivencia y para buscar algún tipo de alivio o de realización en él. Dice: "Un día, cuando esto, aquello o lo de más allá ocurra, voy a sentirme bien, feliz, en paz". Incluso cuando el ego parece estar ocupado con el presente, no es el presente lo que ve: lo percibe en forma completamente errónea porque lo observa con los ojos del pasado. O reduce el presente a un medio para lograr un fin, un fin que siempre está en el futuro proyectado por la mente. Observe su mente y verá que así es como funciona.
El momento presente tiene la clave de la liberación. Pero usted no puede encontrar el momento presente mientras sea su mente.

No quiero perder mi capacidad de análisis y discriminación. No me molestaría aprender a pensar más claramente, en forma más concentrada, pero no quiero perder mi mente. El don del pensamiento es lo más precioso que tenemos. Sin él, seríamos solamente otra especie animal.

El predominio de la mente no es más que una etapa en la evolución de la conciencia. Necesitamos pasar urgentemente a la próxima etapa; si no, seremos destruidos por la mente, que se ha convertido en un monstruo. Hablaré con más detalle sobre esto después. Pensamiento y conciencia no son sinónimos. El pensamiento es sólo un pequeño aspecto de la conciencia. El pensamiento no puede existir sin la conciencia, pero la conciencia no necesita al pensamiento.
La iluminación significa levantarse por encima del pensamiento, no caer a un nivel inferior del pensamiento, el nivel de un animal o una planta. En el estado iluminado, usted todavía usa su mente pensante cuando la necesita, pero en una forma mucho más enfocada y efectiva que antes. La usa sobre todo con fines prácticos, pero está libre del diálogo interno involuntario y hay una quietud interior. Cuando usted usa la mente y particularmente cuando se necesita una solución creativa, usted oscila unos cuantos minutos entre el pensamiento y la quietud, entre la mente y la no-¬mente. La no¬-mente es conciencia sin pensamiento. Sólo de esta forma es posible pensar creativamente, porque sólo de esta forma el pensamiento tiene poder real. El pensamiento solo, cuando no está conectado con el reino mucho más vasto de la conciencia, se vuelve estéril rápidamente, insensato, destructivo.
La mente es esencialmente una máquina de supervivencia. Ataque y defensa contra otras mentes, recoger, almacenar y analizar información, eso es en lo que es buena, pero no es creativa en absoluto. Todos los artistas verdaderos, lo sepan o no, crean desde un lugar de no-¬mente, de quietud interior. La mente entonces da forma a la visión o impulso creativo. Incluso los grandes científicos han dicho que sus grandes logros creativos llegaron en un momento de quietud mental. Así pues, yo diría que la sencilla razón por la que la mayoría de los científicos no son creativos, no es porque no saben pensar sino ¡porque no saben cómo dejar de pensar!

No fue por medio de la mente, del pensamiento, como el milagro de la vida sobre la tierra o el de su propio cuerpo, fueron creados y se sostienen. Hay claramente una inteligencia trabajando que es mucho más grande que la mente. ¿Cómo puede una simple célula humana que mide 1/1.000 de pulgada contener instrucciones en su ADN que llenarían mil libros de seiscientas páginas? Cuanto más aprendemos sobre el funcionamiento del cuerpo, más descubrimos cuán vasta es la inteligencia que funciona en él y qué poco conocemos. Cuando la mente se vuelve a conectar con esto, se vuelve una herramienta sumamente maravillosa. Entonces le sirve a algo más grande que ella misma. -Eckhart Tolle

LA BELLEZA DE ESTE PROCESO

La Diksha de la Unidad es una transferencia de energía divina que nos ayuda a salir del conflicto y del sufrimiento, llevándonos a estados de paz interior, gozo, alegría y Unidad.
La energía del Diksha es universal y para todas las tradiciones espirituales. Aumenta tu habilidad para conectarte desde tu corazón con el Divino y con las personas que amamos. Muchos han reportado que después de recibir Diksha experimentan sanación en todos los niveles, así como un poderoso y continuo despertar espiritual. Las personas buscan armonía y felicidad. Hemos descubierto que sí es posible vivir en un estado de libertad interna permanente.
La Diksha de la Unidad: inicia el proceso de despertar La Presencia Divina en ti, conduciéndote hacia la Unidad. Ver la realidad de lo que eres en cada momento, sanar tu cuerpo, tus relaciones, reconocer la divinidad en la experiencia del presente…

El despertar de la Conciencia es la capacidad de percibir la realidad tal como es sin las interferencias e interpretaciones de la mente. Es un simple proceso neurológico que puede ocurrir en un solo instante.

El despertar de la Conciencia consiste en dejar de interpretar lo que ocurre. Para una persona con la Conciencia despierta la vida se convierte en algo muy ordinario. Andas, y estás andando; comes, y estás comiendo. El despertar de la Conciencia no consiste en tener experiencias extraordinarias, sino en reconocer lo extraordinario de cada momento.
Antes, la mente hacía miles de interpretaciones sobre cualquier suceso, pero ahora sólo queda la experiencia misma.
En éste estado Divino puedes experimentar conscientemente con tu ser Divino y en Unidad a Dios. Puede ser una experiencia grande como una explosión de amor o alegría, mucho más profunda que un placer mundano. Cuando llegas a este estado de Ser, ésta conexión con Dios, el Divino, el Absoluto, has alcanzado lo máximo que la tierra puede ofrecer.
Tú, tu libertad y tu liberación del sufrimiento es lo más importante para mí.

EXPERIENCIAS
Éstas son algunas de las experiencias de la gente que han recibido la energía “Bendición de la Unidad” (Diksha):

Mi experiencia en este ejercicio fue el de sentir una gran energía electrizante que recorría mi cuerpo. Al igual que un gran peso que desbordaba hasta el grado de llorar al final.
Sentí mucho calor a veces frío. Las manos sentían que se hinchaban. Ve un ojo con mirada triste que se apagaba poco a poco. También vi morado y amarillo. Cuando me tocaba sentía calambres que me entraban por los pies. Bendito sea corazón de Jesús, por darme señales de tu luz, que estas con migo. R. Armida Vega Vázquez.